Ya no habrá pensiones para expresidentes ni privilegios, asegura López Obrador

Con los cambios que empezaron con la publicación de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, ya no habrá pensiones para los expresidentes, y ningún funcionario público podrá ganar más que el Jefe del Ejecutivo federal, afirmó el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.

Aseguró que él (López Obrador) ganará 60 por ciento menos de lo que obtiene el presidente actual (Enrique Peña Nieto); no habrá compensaciones, partidas para protocolo ceremonial, ni fueros ni privilegios: “Se va a poder juzgar a los expresidentes, me van a poder juzgar a mi como se juzga a cualquier ciudadano”.

Explicó que para poner en marcha los proyectos que planea la próxima administración federal, ya se comenzaron a hacer los cambios necesarios a las leyes, y puntualizó que será un proceso ordenado, por el camino de la concordia.

En un mensaje difundido a través de redes sociales (Twitter, Facebook y YouTube), al retomar sus actividades luego de salir de la Ciudad de México durante el puente de Día de Muertos, precisó: “Tengo una ambición legítima, quiero ser uno de los mejores presidentes de México, y para eso se requieren los cambios; no más de lo mismo”.

Recordó que la semana pasada hubo diferentes manifestaciones en contra por la consulta para la construcción del nuevo aeropuerto y la publicación de una revista que menciona que se encontraba solo y se avizoraba el fracaso.

En este sentido, consideró que esto es normal en un marco de las libertades democráticas, “es pluralidad, es libertad de expresión, no es pensamiento único”.

No obstante, el morenista enfatizó que la libertad implica mensajes de ida y vuelta: “Quisieran estarnos cuestionando y que nos quedáramos callados, y no, no va a ser así, tenemos que debatir de manera respetuosa, pero tiene que haber diálogo circular, tiene que haber libertades plenas y para todos”.

Expuso que se encuentra bien y de buenas, y comentó: “Se dice que el día 1 de diciembre, esto le va a molestar mucho a mis adversarios, pero tengo que tener sentido del humor, que no va a ser mi toma de posesión sino mi primer informe de gobierno”.

Advirtió que no va a haber primera dama, ya que su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, quien dijo que es “una mujer con criterio”, seguirá dedicándose a las actividades que realiza actualmente.




Adelantó que se reunirá con legisladores (diputados y senadores de Morena) para continuar ajustando el marco legal que requiere la cuarta trasformación de la vida pública del país.

López Obrador llegó a sus oficinas de transición minutos antes de las 9:00 horas para continuar con su agenda de trabajo; en tanto que en el exterior, una mujer venezolana se pronunció contra la invitación a Nicolás Maduro para que asista a la toma de posesión el próximo 1 de diciembre.

A través de un escrito que entregó en las oficinas ubicadas en la calle de Chihuahua  216, Farida Acevedo, del Movimiento Ciudadanos Global Venezuela, detalló: “Nos atrevemos a realizar un llamado a la solidaridad, así como también, humilde y respetuosamente, evaluar el impacto que representaría permitir la visita de un personaje nefasto como Nicolás Maduro a un acto tan emblemático, importante, como la toma de protesta para el presidente de un país como México, que ha decidido tomar un rumbo hacia el respeto de los derechos humanos”.

Información: Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *