Ahora pobladores de Santa Lucía se oponen al NAIM

Pobladores de los municipios vecinos de la base militar de Santa Lucía se oponen a la construcción de un aeropuerto comercial en la región, pues el impacto ambiental sería equivalente al de la terminal que ahora se construye en Texcoco.

“Nosotros decimos no al aeropuerto de Santa Lucía, pero tampoco lo queremos en Texcoco ni en ningún otro lugar de la cuenca”, dijo en entrevista con El Financiero Ricardo Obando Martínez, vocero de la organización ‘Agua para Todos, Agua para la vida’.

Representantes de ocho asociaciones de los municipios de Tecámac y Zumpango, quienes son integrantes de una docena de pueblos originarios situados en las cercanías de la base militar, se oponen a la consulta anunciada por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, al considerarla “arbitraria e inducida”.




“Estamos casi seguros de que la maquinaria de Morena está trabajando para que la balanza se incline hacia Santa Lucía y eso ya no lo podremos evitar”, advirtió Obando.

Lamentó también que el nuevo gobierno no reconozca los derechos de los pueblos originarios, al no ser consultados antes de “imponer un proyecto que va en contra de los intereses de las comunidades, de las tradiciones y de su forma de vida”.

“Queremos que el nuevo gobierno tome en cuenta a los pobladores de esta región, porque hay que saber que Santa Lucía no es un lugar abandonado, no es un desierto. “No se trata de hablar de hacer ‘dos pistas más’, sino que también se requerirá hacer una terminal, un área comercial y vialidades que lo conecten con el Benito Juárez”, agregó.

Lidia Alvarado, presidenta de la Unión de Habitantes de Tecámac por la Defensa de su Territorio, Biodiversidad y Libre Determinación, aseguró que el plan del nuevo gobierno para Santa Lucía es un “proyecto de muerte” que acabará con los mantos freáticos.

“Ahorita, en la parte alta, no hay agua, mientras que en la parte baja nos la están racionando, se vienen más casas, más negocios y nos van a disminuir el agua y el alimento”, alertó.

Arturo Hernández, activista, advirtió que “no irá a votar en la consulta: para mí es lo mismo preguntar para dónde voy a caer, para un lado o para el otro. Como vecinos del cerro de Chiconautla desconocemos la consulta”.

La base de Santa Lucía está en la Cuenca del Valle de México, por lo que, en caso de ampliar el aeropuerto en la zona, se requeriría sustraer agua del acuífero Cuautitlán-Pachuca, que, según datos de Conagua, tiene déficit desde 2014 y, según el estudio determinación de la disponibilidad de agua en el acuífero Cuautitlán-Pachuca, “no hay volumen disponible para nuevas concesiones en la unidad hidrogeológica”.

Información: El Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *